La biodiversidad, o diversidad biológica, es la variedad de formas de vida en la Tierra. Comprende todas las cosas vivas con su estructura genética particular y abarca desde los virus microscópicos hasta los animales más grandes del planeta, tales como la ballena azul. Incluye pequeñas algas, plantas enormes como la secuoya gigante, así como extensos paisajes formados por una gran variedad de ecosistemas. Los seres humanos son, también, una parte integral de la biodiversidad.

El efecto de las actividades humanas — ampliado durante los últimos años debido al crecimiento poblacional y al cambio climático mundial — ha reducido mucho la biodiversidad de los sistemas en todo el mundo. Es por tanto importante reconducir la atención de los programas educativos de manera que se permita a los educadores y educandos proteger la biodiversidad.

Los ecosistemas diversos y prósperos de nuestro planeta pueden parecer accesorios permanentes, pero en realidad son vulnerables al colapso. Las selvas pueden convertirse en desiertos, y los arrecifes pueden convertirse en rocas sin vida. ¿Qué hace que un ecosistema sea fuerte y otro débil ante el cambio? Kim Preshoff detalla por qué la respuesta, en gran medida, es la biodiversidad.

UNESCO – Biodiversidad

Organizaciones

  • WWF: World Wildlife Fund for Nature; en español, ‘Fondo Mundial para la Naturaleza’